DIOS MIO

En este día y todos los días,

Yo te pido Padre Santo

Que bendigas mi establecimiento.

 

Y llene de justicia y sabiduría

A su propietario y su familia, que todo lo que aquí se venda

Sea para la honra de Dios

Y beneficio de su familia

Empleados y clientes.

 

Deposito en tus manos

El éxito y prosperidad

De este negocio, porque así

Como tú multiplicaste

Los peces y los panes

Y le diste de comer a tu pueblo

Has que la producción

Se multiplique para el bienestar

De todos los que dependemos de él.

SEÑOR

Bendice y protege este negocio

De la envidia, el egoísmo y las malas influencias

Y permítenos verlo lleno de prosperidad y abundancia.

AMEN.

 

0
Mi carrito